Tarta Vegana De Camote

Compartir:

¡Galletas snickerdoodle listas para el otoño con un toque de especias de calabaza! Galletas súper suaves con una capa de azúcar crujiente y especiada.

Ingredientes

  • Corteza de pastel súper hojaldrada
  • 180 g de harina común blanca para todo uso
  • ½ cucharada de azúcar extrafino o azúcar granulada
  • ½ cucharadita de sal marina fina
  • 130 g de mantequilla vegana (tipo bloque, fría)
  • 1 cucharada de vodka o vinagre blanco destilado
  • 50 ml de agua helada
Relleno de pastel de patata dulce
  • 450 g de batatas, sin pelar
  • 110 g de azúcar morena clara
  • 50 g de azúcar granulada
  • 60 ml de aceite vegetal
  • 100 ml de leche de soja, sin azúcar y sin sabor
  • 120 ml de leche condensada vegana o leche de coco condensada
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de ralladura de naranja, más extra para servir
  • 1 tsp canela molida
  • ½ cucharadita de nuez moscada molida o recién rallada
  • ¼ de cucharadita de sal marina fina
  • Crema batida vegana, para servir

Instrucciones

  1. Para la corteza de pastel súper hojaldrada, tome un tazón grande y combine la harina blanca, el azúcar en polvo y la sal marina fina. Picar la mantequilla vegana en cubos y añadir al bol. Usa dos cuchillos o un cortador de masa para picar la mantequilla en la mezcla de harina hasta que no queden trozos de mantequilla más grandes que un garbanzo cocido.
  2. En una jarra medidora, mezcle el vodka y el agua helada. Rocíe el líquido en el tazón grande, mezclando todo al mismo tiempo con un tenedor. Una vez que la masa alcance una textura en la que se pueda apretar en una bola ligeramente desmenuzable, deje de agregar el líquido. Presione la masa en un disco plano y áspero, envuélvala en una envoltura de plástico y luego colóquela en el refrigerador para que se enfríe durante al menos 1 hora.
  3. Una vez que esté completamente fría, desenvuelva la masa y transfiérala a un mostrador ligeramente enharinado. Espolvorea la parte superior con harina y luego extiéndela en un rectángulo vertical grande, de alrededor de 1/4 de pulgada (5 mm) de grosor. Dobla por la mitad a lo largo como un libro, luego dobla la mitad inferior hacia arriba hasta el centro y repite con la mitad superior. Vuelva a estirar suavemente en un cuadrado de masa áspera y gruesa, luego envuélvala nuevamente y regrésela al refrigerador para que se enfríe durante 30 minutos.
  4. Una vez enfriado, retire y desenvuelva la masa nuevamente y transfiérala a un mostrador ligeramente enharinado. Estirar en un círculo de masa de 12 pulgadas (30 cm) y luego colocar sobre un molde para pastel de 9 pulgadas (23 cm). Recorte cualquier exceso de masa alrededor de los bordes del molde para pastel y engarce los bordes como desee. Use sus dedos para un borde más grueso o los dientes de un tenedor para uno más delgado. Pinche la base por todas partes con un tenedor y luego colóquelo en el congelador durante 30 minutos.
  5. Mientras tanto, precaliente el horno a 400ºF (200ºC). Una vez congelada, coloque una capa de papel vegetal/pergamino para hornear sobre la base de la tarta y rellénela con perlas para hornear, guisantes secos, lentejas o arroz. Hornee durante 20 minutos, luego retire el papel para hornear/pergamino para hornear y vuelva al horno desnudo durante 10 minutos o hasta que el fondo de la masa de pastel esté ligeramente dorado. Retire del horno y reduzca la temperatura del horno a 350ºF (175ºC).
  6. Para hacer el relleno del pastel, coloque las batatas (sin pelar) en una bandeja para hornear y envuelva la parte superior con papel de aluminio. Coloque en el horno para hornear durante 1 1/2 horas o hasta que el tenedor esté suave por completo. Retire del horno y reduzca la temperatura del horno a 325ºF (165ºC). Deje las batatas hasta que se enfríen lo suficiente como para manipularlas.
  7. Retire la piel de las batatas y deséchelas. Coloque la pulpa de batata en un procesador de alimentos con los ingredientes de relleno restantes (no la crema batida) y mezcle hasta que quede suave.
  8. Vierta o coloque con una cuchara la mezcla de relleno en la base para pastel precocida. Envuelva los bordes de la corteza en papel de aluminio para evitar que se quemen y luego colóquelos en el horno para hornear durante 45 minutos.
  9. Retire el pastel del horno (el centro aún debe estar un poco ondulado) y déjelo reposar sobre una rejilla de enfriamiento de alambre hasta que se enfríe a temperatura ambiente. Cubra y transfiera a la nevera para que se enfríe y cuaje por completo durante al menos 2 horas antes de servir. Sirva con crema vegana batida y una pizca extra de ralladura de naranja.
Imprimir

Notas

¡Aquí están mis mejores consejos para obtener una masa súper hojaldrada, cada vez que hornee un pastel!

Consejo #1: Comience por enfriar su mantequilla vegana. Lo ideal es usar una variedad en bloque, pero si solo puede conseguir margarina blanda, le aconsejo que la congele antes de usarla.

Consejo #2: ¡No le temas a los bultos! Los grumos de mantequilla vegana en tu masa se derretirán y producirán vapor, que es lo que ayuda a que la masa suba y se vuelva escamosa mientras se hornea. ¡Los bultos son buenos! Y es preferible trabajar demasiado la masa, lo que hará que la masa sea dura y masticable.

Consejo n.º 3: finalmente, doblar la masa de la masa para pastel varias veces mientras la estiras aumentará la cantidad de capas de mantequilla y harina, creando capas adicionales de magia escamosa. Comience enrollando en un rectángulo y luego dóblelo por la mitad, como un libro.

Luego, dobla la mitad inferior de la masa hacia el centro, luego repite con la mitad superior. Estirar ligeramente para sellar las capas y luego refrigerar una vez más. Corteza escamosa garantizada!

¿Hiciste esta receta?

Etiqueta a @wickedkitchenfood en Instagram y usa el hashtag #wickedkitchen.

¿Quieres más inspiración? Suscrito a El canal de YouTube de Wicked Kitchen!

Otras deliciosas recetas:

Busca nuestras Recetas